Vale un Potosí!!!

Hemos llegado a Potosí desde Uyuni. Han sido 3 horas y media de trayecto y nos ha costado 30 bolivianos. El viaje no se hace pesado, es bastante corto, eso sí… parece que ningún autobús tiene aire acondicionado y solo queda la resignación de que entre una brisa por la ventana… pocas veces sucede.

En esta encantadora ciudad nos alojamos en el Hostal Eucalyptus… y como hemos cumplido 14 años juntos, que se dice pronto, nos hemos dado el lujo de reservar una habitación doble con baño incluido… que pocas veces lo podremos hacer, jajaja.

Durante los años del auge, Potosí fue la ciudad mas rica y próspera de todo América, ademas de ser la ciudad más importante del imperio hispánico en Latinoamérica.  La riqueza en minerales y sobretodo en plata de su Cerro Rico sirvió durante numerosos años como fuente de financiación para el imperio español, de ahí el título de este post… ¡vale un Potosí!

DSC_0036

Cuando la extracción de su cerro rico disminuyó, toda la ciudad empobreció notablemente ya que es la primera y única fuente de ingresos para sus habitantes. Hoy en día, estiman que puede quedar solamente un 2% de plata por extraer del cerro y algo mas de otros minerales como el cinc, pero por los cálculos que se han hecho, prevén que durará entre 3 y 5 años mas. El señor Evo Morales, actual presidente del país, tiene mucho trabajo por delante en esta ciudad colonial para que la misma no llegue a ser una ciudad fantasma cuando su Cerro Rico deje de ser rico…

DSC_0001

DSC_0014

DSC_0017

DSC_0011

La ciudad se encuentra a 4060 metros sobre el nivel del mar y está encaramada en lo alto de una montaña… lo que hace que solamente caminar unas cuadras cuesta arriba se haga completamente un deporte de riesgo. Es increíble, nunca nos había pasado y la sensación es súper frustrante… estas caminando por esas calles y tienes que parar al poco de comenzar a andar para poder recuperar el aliento… si no quieres quedarte en el sitio.

DSC_0005

DSC_0021

DSC_0026

DSC_0028

DSC_0035

Aquí vamos a estar tres días para visitar los siguientes puntos de interés que hemos creído convenientes:

  • La Casa de la Moneda: es un “Must See” en Potosi. Cuesta 40 bolivianos   entrar (más 20 bolivianos si quieres sacar fotos) y se visita mediante un tour guiado de una hora y media súper interesante. Es muy recomendable la visita. Aquí se acuñaban las monedas del imperio español no sólo para las colonias americanas sino también para la zona del viejo continente. Después pasó a ser la casa oficial de la moneda boliviana hasta el día que hacer 1 boliviano les costaba 3 bolivianos… por lo que desde entonces pararon completamente la actividad de dicho lugar y hoy solo se conserva como lugar histórico. A modo curioso, las monedas bolivianas se hacen en Chile y los billetes en Brasil.

DSC_0048

  • Lugares eclesiásticos como la Catedral de la ciudad, la torre de la compañía de Jesús, el convento-museo de Santa Teresa y la iglesia mas vieja de la ciudad, San Francisco.
  • Plaza 10 de Noviembre que lamentablemente está en obras y no pudimos conocer
  • Tour a las Minas. Esta es la razón por la que casi todo el mundo acude a la ciudad… quieren saber como funciona, bajar a la mina, compartir un rato con los mineros y conocer de primera mano sus historias. Nosotros hemos contratado el tour con la agencia Koala que colabora con el hostal donde nos alojamos, pero solamente hemos contratado el tour exterior porque no queremos arriesgarnos a que Estefania sufra con el asma dentro de la mina.

DSC_0066

Durante el tour se visita el mercado minero donde te explican como funcionan las minas. En el Cerro Rico existen unas 180 minas explotadas por 49 cooperativas que suman un total de mas de 15.000 trabajadores. También explican como se detonan las cargas de dinamita para poder seguir extrayendo los minerales y obviamente, te “obligan” a comprar algún “regalo” para dar a los mineros cuando entras en la mina. De esta manera compras que se paren un momento a hablar contigo.

DSC_0080

Después de esta interesante charla con el guía, nos dirigimos a la planta de refinado donde nos muestran como extraen los minerales… de hecho, nos hemos traído algo de plata en polvo que nos regalaron.

DSC_0062

DSC_0060

Una vez concluida la visita, nos adentramos en el Cerro Rico, la subida es algo escabrosa ya que son caminos de ripio hechos en las laderas del Cerro donde conviven mini-buses de turistas, mineros, camiones, etc., pero parecen tenerlo todo muy bien controlado. Una vez en la mina, nos muestran la entrada a la misma y nos explican que los compañeros del tour se adentrarán unos 400 metros dentro de ella. Nosotros mientras tanto y gracias al guía vamos a compartir un rato con los hijos de las mujeres “guardas” de las minas que por norma son mujeres de mineros fallecidos.

DSC_0068

DSC_0073

DSC_0075

DSC_0086

DSC_0089

DSC_0091

DSC_0095

Hemos comprado unas galletas y algo de refresco para compartir con ellos durante las dos horas que estaremos ahí. Justamente entramos y nos indican que todavía no han llegado los peques de la escuela, pero que podemos pasar porque hay algunos mayores haciendo trabajos para clase. Nos encontramos con Carla y Luz Maria que están haciendo jarrones de papel de periódico. Nuestra presencia les intimida al principio, pero al cabo del rato comenzamos a hablar algo mas y nos enseñan como hacer los tubos de papel de periódico para ayudarlas a fabricar unas cestas que posteriormente presentaran en su cole y venderán en un mercado artesanal para recaudar dinero para material escolar.

DSC_0077

Al poco entra el “profe” como ellos le llaman. Rolando lleva de voluntario unos meses y nos explica que el lugar existe gracias a una ONG regentada por un austriaco y que le dan apoyo social y escolar a los niños. Tras una buena charla con él, seguimos ayudando a los niños, llegan Freddy y el resto y el ambiente cambia, ponen música y comienzan a preguntarnos curiosidades.

DSC_0078

La sensación es muy linda, nunca habíamos tenido la oportunidad y la verdad que es algo inexplicable… nos quieren invitar a comer con ellos y estar por la tarde hasta que vengan “los peques” para que los conozcamos . Lamentablemente no podemos quedarnos mas tiempo… eso si, hemos quedado con “el profe” de que nos enviará un email para poder enviarle las fotos y que le enseñara a los niños el resto de nuestras aventuras…

Cabe destacar que esta sensación nos ha despertado la curiosidad por los voluntariados y estamos casi seguros que podremos contar algún voluntariado en esta vuelta al mundo.

4 thoughts on “Vale un Potosí!!!

Responder a catherine soler Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge