Cusco, capital arqueológica de América

Tras pasar la noche en otro autobús nocturno, hemos llegado a Cusco. Optamos por la compañía Tepsa y nos ha costado 50 soles cada uno con cena y desayuno incluido.

En esta ciudad nos alojaremos en el hostal Milhouse por 26 soles la noche cada uno en habitación compartida. Lo bueno de este hostal es que si te quedas cuatro noches, la quinta te sale gratis.

Nada más llegar, nos registramos y el personal del hostal nos deja ir a desayunar aunque este día no estaba incluido. El hostal tiene un restaurante/pub muy bueno y animado por las noches con juegos, clases de salsa, etc.

Cusco, llena de calles estrechas, empinadas subidas, decenas de plazas y repleta de arquitectura Inca, sirve de base para explorar el Valle Sagrado, hacer el famoso Camino del Inca… ¡¡¡Que ganas!!! y muchos otros trekkings como el Salkantay, Choquequirao, Lares y muchos mas.

DSC_0062

Al igual que en otras ciudades, aquí también existe el FREE TOUR, pero en este caso no lo hemos hecho y hemos optado por descubrirla por nuestro propio pie.

Empezamos por Plaza de Armas, situada solo a unas cuadras del hostal. Es una plaza gigante, el núcleo de la ciudad y en la misma se puede apreciar una mezcla colonial, andina y moderna. Fue la capital del imperio Inca y hoy a pesar de estar abarrotada de turistas, sigue manteniendo un encanto especial y mágico.

DSC_0063

DSC_0198

DSC_0064

Justamente, en nuestra ultima parada conocimos a Grace y Tania, que ya andan por aquí y hemos quedado para recorrer la ciudad juntos. Nada mas vernos y ponernos un poquito al día, nos dirigimos al mercado central de San Pedro. Aquí se juntan tiendas de souvenirs, jugos, comidas, carne y cualquier cosa imaginable.

DSC_0208

DSC_0205

Llega la hora de comer y en una de las tantas plazas de la ciudad hay una pequeña feria donde conseguimos degustar el famoso Cui (una especie de conejillo de indias, la Causa (pastel de papas con aguacate y pollo) y tartas caseras.

DSC_0199

Con el estomago lleno, nos vamos para San Blas. Este bohemio barrio esta custodiado por vendedores callejeros que hacen autenticas maravillas de manera artesanal y hemos tenido la oportunidad de conocer a un señor que fabrica desde guitarras, flautas, charangos, quenas, zamponas y etc. El señor súper agradable y amable, nos ha dado un pequeño concierto tocando incluso alguna melodía propia. Tras este agradable rato, nos hemos subido a una de las zonas altas de la ciudad para verla desde lo alto.

DSC_0231

DSC_0216

DSC_0223

DSC_0237

DSC_0239

Cuando nos dirigimos hacia el centro de la ciudad, hemos visto el pequeño museo/tienda de Maximo Laura. Este señor comenzó tejiendo textiles simples para acabar haciendo unas obras de arte que son dignas de un museo. Sus obras, expuestas en su museo/tienda, pueden llegar a alcanzar los miles de dólares. Merece mucho la pena visitarla.

Lamentablemente, las chicas se marchan esta noche para Puerto Maldonado y vamos directos a buscar un lugar para cenar y curiosamente un señor para  a Grace y Jorge y les ofrece cenar gratis a cambio de dar 5 estrellas en Trip Advisor. Obviamente, no dudamos entrar y cenamos sopa bien rica y limonada de manera gratuita. La verdad es que los buenos comentarios que dimos fueron merecidos,  en caso contrario no lo hubiésemos publicado.

A la mañana siguiente nos marchamos para el Valle Sagrado en un tour contratado. Lo hemos hecho de esta manera porque es la mas fácil de poder hacer el Valle Sagrado en un día, pero la experiencia de tours organizado no nos gusta y este no ha sido una excepción. La guía nos llamaba el grupo chascas (estrellas en quechua), nos ha estado metiendo prisa durante todo el día y obviamente nos ha llevado a comer a un restaurante súper caro. Como ya sabíamos lo que nos encontraríamos, nosotros nos hemos llevado nuestra propia comida y hemos comido en el mismo jardín del restaurante donde nos hemos encontrado un par de simpáticas vascas haciendo lo mismo que nosotros.

DSC_0006

DSC_0008

DSC_0026

El tour (solo transporte y guía) nos ha costado 30 soles y al llegar al Valle Sagrado hemos comprado la entrada (otro abuso) por 70 soles. Existe la opción de comprar una entrada completa por 140 soles en la cual se incluye la mayor parte de las atracciones turísticas de Cusco, pero ya se nos salía de nuestro presupuesto.

DSC_0031

DSC_0015

En nuestro tercer dia en la ciudad, contamos con una guía especial. Esther, a quien conocimos en Arequipa y residente en Cusco, nos lleva por otras zonas de la ciudad que no habíamos visitado. Nos ha llevado a un restaurante vegetariano donde el menú del mediodía cuesta 10 soles y esta riquísimo. Para terminar el día con ella, nos lleva por la Avenida del Sol donde se encuentran los centros de artesanías. Hay como cuatro grandes centros donde comprar cualquier cosa hecha de alpaca, llama, madera y etc. Compramos calcetines y guantes de alpaca ya que en dos días nos vamos al Camino de Inca y nos dicen que por la noche hace mucho frío.

DSC_0061

Por la noche hemos quedado con Damian y Susi, a los que conocimos en Chile y hemos visto en Bolivia… nos vamos siguiendo.

Nuestro cuarto dia aquí hemos decidido tomarlo de manera relajada ya que mañana es el gran día…, pero no hemos podido resistirnos a subir al Cerro Pukamoko donde se encuentra a 3600 metros el Cristo Blanco. La subida no es moco de pavo, son unos 300 metros de desnivel y nos ha servido de pequeño entrenamiento para mañana. El resto del día lo pasamos en el hostal descansando, cogiendo fuerzas y esperando a Will, nuestro guía para mañana, que vendrá a charlar con nosotros y explicarnos lo que haremos durante los próximos cuatro días.

DSC_0049

DSC_0053

2 thoughts on “Cusco, capital arqueológica de América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge