De playa en playa… Nordeste brasileño

Nuestra idea sobre que visitar en el nordeste de Brasil fue cambiando a medida que pasaban los días en Jericoacoara. Pasamos de grandes ciudades a pueblos minúsculos a las orillas del Atlántico.

Comenzamos por Canoa Quebrada. Un pequeño pueblo costero cerca de Aracati. Para llegar aquí hemos tomado un autobús en Fortaleza que nos ha costado 20,50 reales a cada uno.

IMG_1883

Canoa Quebrada es conocida por sus largas, pero estrechas playas y restaurantes a primera linea del mar tipo “palafitos”.  De hecho el lugar no tiene nada más que playa y una calle principal donde hay varios restaurantes, hostales y bares, pero igualmente le encontramos su encanto.

IMG_1893

IMG_1887

Nos alojamos en el Hostal La Goduria por 100 reales la habitación doble con baño, desayuno y noche. Esta algo alejado del centro pero es súper tranquilo y tiene unas muy buenas instalaciones aunque carece de cocina. Sus dueños son simpáticos e incluso nos llevaron en coche a tomar el bus.

IMG_1879

¡Nos esta gustando esto de playa y no hacer nada!, por ello decidimos que nuestro segundo punto en el nordeste brasileño sería  del mismo estilo. Que vida mas dura… jejeje.

Llevábamos meses escuchando sobre nuestro nuevo destino. Los amigos brasileños que tenemos y los viajeros que nos encontramos lo recomendaron muchísimo, asi que llegó… ¡Sin un rumbo fijo en Pipa!

IMG_1908

Para llegar, tomamos un bus súper tarde en la estación de Aracati y éramos los dos únicos pasajeros a subir. Teníamos algo de miedo en el cuerpo porque eran las 00:30 de la noche y la estación al aire libre, no tenia más seguridad que un tipo con un garrote dando vueltas por la zona… imaginaos el panorama! Como no nos daba buena pinta, Jorge entabló conversación con el tipo, por aquello de que si nos conoce, es más fácil de que nos proteja, junto a su amigo el garrote, de cualquier cosa que pueda pasarnos. ¡Todo un show!

El autobús llego tarde y los diez minutos de retraso se nos hicieron eternos. Junto a nuestras inseparables amigas las mochilas, que nunca antes habían estado tan pegadas a nosotros como aquellos minutos. Había un tipo que no nos daba muy buena espina y que nos miraba todo el rato que pasaba delante nuestra, pero finalmente llegó el bus! Nos despedimos de nuestro nuevo amigo y nos fuimos pitando de ese lugar.

No hay buses directos a Pipa por lo que tuvimos que viajar de noche hasta Natal y allí tomar otro bus hasta Pipa. El coste total desde Canoa Quebrada ha sido de 86 reales por persona. NOTA – los aires acondicionados de los buses en Brasil no paran… Por las noches te mueres de frío, por lo que recomendamos ir bien abrigados.

Ya estábamos en Pipa!!!. Fuimos directos al Media Verónica Hostel que habíamos reservado para una noche, ya que al parecer es complicado encontrar alojamiento en toda la zona sin tener reserva previa… o al menos eso dicen. El coste por noche fue de 35 reales por persona, pero entre la fiesta, el desorden, la suciedad y las cucarachas que vimos en aquel lugar, nos fue suficiente para no alargar mas nuestra estancia. Habíamos reservado dos camas en un dormitorio compartido, y nos dieron una cama matrimonial en medio de tres literas, lo cual no molaba nada!! Imaginaos el panorama sintiéndonos observados en todo momento.

Nos movimos al Hostal Som Dos Ondas y ahí cambio todo. Lugar con piscina, dormitorios de solo 4 personas, desayuno incluido aunque un pelín mas caro, 38 reales por persona, pero merecía mucho la pena esa pequeña diferencia. El dueño es algo seco para entablar una conversación pero no molesta. Increible porque es argentino!… jejeje. Al abundante desayuno le damos un 10.

IMG_1929

Tratamos de hacer couchsurfing en este lugar pero al acercarse los carnavales todos estaban ocupados, pero aun así conseguimos conocer a Andrés. Chileno de nacionalidad y viajero empedernido de naturaleza, ¡Que gran tipo y como solucionamos el mundo entre algunas birras sentados en la plaza!

IMG_1925

En Pipa estuvimos unas 5 noches, ya que el lugar es bellísimo y sus playas son encantadoras. Desde aquí conocimos;

Praia del Centro. Es la playa de Pipa y esta algo abarrotada de genta, aun así es un buen lugar para darse un chapuzón.

IMG_1916

IMG_1918

IMG_1920

IMG_1914

Praia do Amor. Esta a unos 20 minutos a pie del centro. La playa es enorme pero algo peligrosa ya que sus olas son un poco violentas. ¡que revolcones nos dieron esas olas!

Bahia dos Golfinhos. Se puede acceder caminando desde Praia del Centro si la marea esta baja. Acorralada por acantilados, esta bahía es característica porque desde ella se ven delfines mientras que disfrutas en el agua.

Barra de Cunhau. Una playa a la que accedimos paseando por todo el litoral. Caminamos como unos 5 km para llegar. El lugar es hermoso y hay que tener en cuenta la subida del agua para volver a cruzar al pueblo ya que sino toca pagar los barquitos que cobran 5 reales por persona.

Tibau do Sul. Se encuentra a unos 20 minutos en micro de Pipa. Es un pueblo algo mas grande y su playa se caracteriza por no tener olas debido a los espigones que la envuelven.

Praia Madeiro. Al igual que Praia do Amor, sus olas son algo violentas pero el paisaje hermoso. Su costa está rodeada de cocoteros y acantilados.

Debíamos seguir hacia el sur ya que el 13 de febrero teníamos que estar en Rio de Janeiro. Por ello nos fuimos a Recibe donde nos quedamos, a través de couchsurfing,  en casa de Eduardo y Betanhia. Gracias por acogernos chichos!!!

En Recife no hay mucho que ver mas que sus kilométricas playas y gastar una mañana en el casco antiguo que bien merece un paseo pos sus calles coloniales y mercados.

IMG_1280

IMG_1951

IMG_1946

IMG_1944

IMG_1943

Desde aqui nos fuimos una noche con los chicos a Olinda, donde tuvimos nuestro primer contacto con el Carnaval de Brasil. Fue impresionante estar en un bloco de unas 2000 personas cantando y bailando al mismo son. Gran ambiente!!!

Ahora si, tocaba poner rumbo a Rio de Janeiro!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge