Entre vinos y buena compañía… Mendoza

Llegamos a Mendoza tras pasar la noche…¡cómo no! en otro autobús nocturno. No teníamos muchas ganas de buscar un hostel así que nos decidimos por uno que esta a unos 3 minutos caminando de la estación y a tan solo 10 minutos del centro de la ciudad. El Hostal Savigliano resultó ser cómodo aunque lo encontramos algo caro para lo que ofrecía. Pagamos 165 pesos la noche por persona con desayuno incluido aunque bastante básico: café, té y bollería industrial.

La ciudad en si no tiene mucho para ver. Empezamos paseando por la Plaza de la Independencia y caminando por sus calles adyacentes se puede llegar a las Plazas Satélites. Estas son cuatro y están a la misma distancia de la Plaza de la Independencia; Plaza España, Plaza Italia, Plaza San Martin y Plaza Chile.

IMG_2234

IMG_2201

Otra buena opción es sentarse en alguno de los muchos restaurantes del centro a comer los baratos menús de mediodía o bien en el mercado central, el cual ofrece una oferta variada de todo tipo de precios.

Otro de los días lo dedicamos al Parque General San Martin, situado a unos 20 minutos caminando del centro. Es una gran extensión verde, de unas 420 Ha, que alberga clubs de piragüismo, campos de fútbol, museo, el Cerro de la Gloria y un lago. Hay que tratar de no visitarlo durante la tarde-noche ya que puede ser algo peligroso.

IMG_2204

IMG_2230

IMG_2211

IMG_2225

Aunque la ciudad no tenga mucho para ver, es el epicentro de la producción vinícola del país. Produce nada mas y nada menos que el 70%, lo que la convierte en la capital del vino. Con transporte público es súper fácil acceder a la zona de Maipú donde hay varias bodegas, simplemente basta con comprar una tarjeta y recargarla con lo que cuesta el trayecto tanto de ida y vuelta. Fueron 10 pesos de la tarjeta más 6 pesos por trayecto.

DSC_0212

DSC_0265

Aunque es posible alquilar bicicletas para recorrer la zona, nosotros optamos por ir a pie directamente a Bodegas Lopez, una de las mas antiguas y lo más importante, ¡gratis!

DSC_0215

DSC_0239

Llegamos unos 5 minutos tarde al tour de las 12:00 pero entramos igualmente. Nos enseñaron las cubas donde separan la uva de las ramas, donde las pisan, las cubas donde se llevan a cabo los procesos de fermentación y añejan los caldos. Por último pudimos visitar la zona de embotellado y empaquetado para terminar en el museo, donde nos dieron un vino tinto y otro espumoso a degustar. ¡Que ricos que estaban!

DSC_0229

DSC_0232

DSC_0240

DSC_0254

La guia que nos atendió fue súper amable y resolvió cualquier duda que tuvimos sobre el vino, y a más, cada cierto tiempo nos preguntaba que si necesitábamos información sobre alguna otra cosa, que le preguntásemos sin compromiso… un 10 para la guía!. Sinceramente, no hace falta pagar por visitar una bodega a no ser que uno tenga un paladar exquisito.

DSC_0259

Al terminar la visita, fuimos de los últimos en salir. Hablando con la guía nos dijo que había otros españoles en el tour y decididos fuimos a conocerles. Tan pronto nos acercamos Ivan grito ¡españoles! y nos dio un efusivo abrazo que nos hizo pensar que también estaban viviendo la misma situación que nosotros… Llevaban meses sin ver a españoles y sin poder hablar sin miedo a meter la pata, jejeje.

Ivan y Erika, una simpática pareja de Barcelona que también esta dando la vuelta al mundo. Llevan mas o menos los mismos meses que nosotros pero ruta diferente. Entre una cosa y otra, acabamos tomando una par de botellas de vino en la bodega, contándonos anécdotas, intercambiando tips y hablando de todo en general… Se nos pasó el tiempo volando y es lo que sucede cuando estas en buena compañía, con gente que te entiende y esta en la misma onda que tu.

De regreso a la ciudad, nos fuimos todos juntos a comer… tipo 17:00 y justamente encontramos un lugar con menú asequible y lo mejor… ¡estaba jugando el Real Madrid!, jejeje. Poco tiempo pasó cuando saltaron las rencillas del fútbol… ellos culés y nosotros merengones. ¡Que le podemos hacer!, al final cuenta que son muy buena gente y que lo pasamos en grande. De hecho, no queríamos que acabase el día, pero cuando eres blogger, tienes obligaciones…

Chicos de Viviendo por el mundo, sois muy buena gente y seguro que nos encontramos en algún punto de este lugar llamado mundo. ¡¡¡ Mucha suerte con el resto del viaje y ya estamos deseando volver a encontrarnos para seguir solucionando el mundo… un abrazo!!!

Pd – No tenemos fotos de este encuentro porque con los vinitos nos olvidamos de intercambiarla con los chicos, pero se pueden ver en el post que Ivan y Erika publicaron en su blog (solo tenéis que hacer click en el link).

Mendoza sería nuestra última parada antes de volver a Chile. De camino hacia Santiago recomendamos no dormirse en el autobús, ya que los paisajes mientras se atraviesan Los Andes son realmente hermosos. Incluso conseguimos ver el Puente del Inca, una formación rocosa que forma un puente natural sobre el rio Las Cuevas. Se ha convertido en un atractivo turístico de la zona y está considerado como Área Natural de la Provincia de Las Heras. ¡Aquí os dejamos una fotito!

DSC_0277

DSC_0278

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge