Iorana, Rapa Nui!!! – Parte 1

Dia 1 en Rapa Nui – Dia 143 de viaje

Nos levantamos en casa de nuestros nuevos amigos Anto y Pepe, que conocimos en Bolivia, y se ofrecen llevarnos al aeropuerto. Vamos bien de tiempo o eso creemos nosotros porque al llegar al Aeropuerto nos dicen que el vuelo de Isla de Pascua ya esta cerrado!!!! Nuestra cara es un poema porque se supone que vamos con tiempo para un vuelo nacional, pero lo que no sabíamos es que este vuelo lo tratan como internacional y lo cierran 1 hora y 20 minutos antes.

Tras 10 de los minutos mas angustiosos del viaje, nos indican que podemos subir al vuelo. ¡Que alegría!, nos estaba invadiendo la preocupación y la angustia porque íbamos a perder el vuelo que tanto habíamos ansiado.

Después de casi 5 horas de vuelo, el avión toma tierra y podemos decir que estamos en Rapa Nui!. Antes de salir a coger las maletas, hacemos nuestro primer desembolso en la isla. Hay que comprar una entrada al Parque Nacional Rapa Nui que cuesta 30.000 pesos chilenos por persona.

DSC_0002

Llegamos al Camping Mihinoa donde dormiremos en tienda de campaña y cuyo coste es de 5500 pesos chilenos cada uno por noche. El primer día lo aprovechamos para caminar hasta el Complejo Arqueologico Tahai, donde se encuentra Ahu Vai Uri, plataforma con 5 Moais, Ahi Tahai y Ahu Ko Te Riku que el único Moai con los ojos originales de toda la isla. Este lugar esta al final del pueblo.

DSC_0310

DSC_0014

DSC_0017

DSC_0025

DSC_0040

DSC_0048

Después de la visita y como el calor aprieta mucho, paramos a bañarnos en una piscina natural de agua de mar que hay en la costa del pueblo. En esta piscina es habitual encontrarse tortugas marinas aunque no de un gran tamaño, pero igualmente alucinante.

DSC_0022

Nuestro primer contacto con los Moais ha sido espectacular, el viaje promete.

Dia 2 en Rapa Nui – Dia 144 de viaje

La noche anterior al viaje no dormimos mucho, mas el vuelo y etc, estábamos cansados por lo que dormimos hasta tarde. Al levantarnos optamos por ir caminando hasta el antiguo pueblo de Orongo. Para llegar al cráter del volcán Rano Kau, ver el humedal que contiene y posterior vista a Orongo, se puede acceder desde el pueblo caminando a través de el sendero de trekking Te Ara o Te Ao. La ruta no es para nada dura, son unos 45 a 60 minutos de subida y la parte superior ronda los 300 msnm.

DSC_0078

El volcán es impresionante y el hábitat natural que se ha formado dentro del cráter te deja boquiabierto.

Para acceder a la Aldea de Orongo es necesario mostrar la entrada al Parque Nacional. Dentro del recinto de información hay una explicación amplia sobre los Moais y la leyenda del Hombre Pájaro del que habíamos oído varias veces y teníamos la curiosidad de conocer.

DSC_0084

Una vez dentro del sendero, se aprecian antiguas casas, piedras sagradas, un lugar de bautismo y el cráter del volcán desde otro punto. Lo mas impresionante es la vista que se tiene a los islotes donde nació la leyenda del Hombre Pájaro.

DSC_0103

DSC_0104

DSC_0116

Estos islotes se encuentran a dos kilómetros de Rapa Nui y cuenta la leyenda que la competencia era una ceremonia anual en la que jefes de diferentes tribus, o sus representantes, competian para conseguir el primer huevo del pájaro manutara (gaviotin pizarrado) que llegaba a anidar en el islote Motu Nui.

DSC_0094

Cuando la primavera llegaba, grupos de toda la isla acudían a Orongo, donde se preparaban para la competición. Dicha  competición consistía en descender por el acantilado (recordad que se encuentra a 300 msnm) y nadar hasta Motu Nui (recordad que se encuentra a 2 km), donde estarían durante días o semanas esperando la llegada de los manutara, hasta que alguno de los participantes consiguiera encontrar un huevo de este ave migratoria.

El participante vencedor debía volver a Rapa Nui con el huevo y él o  el jefe de su comuna era investido como tangata-manu u hombre-pájaro. Para poder nadar esos 2 Km hasta la isla, depositaban el huevo sobre sus cabezas en una especie de nido hecho con su largo pelo.

El nuevo hombre-pájaro era considerado sagrado y vivía en reclusión ceremonial durante todo un año.

Tras empaparnos de historia rapa nui, descendemos por el mismo sendero que caminamos horas antes y paramos en una cueva que se encuentra en un acantilado.

DSC_0118

DSC_0120

A la llegada al camping conocemos a Alex y Guillem, una simpática pareja de Tarragona que también están dando la vuelta al mundo. Después de intercambiar aventuras, itinerarios e impresiones decidimos, junto con ellos, alquilar un coche para poder visitar al día siguiente el resto de la isla y de esta manera abaratar costes.

Nos vamos los cuatro hasta el centro del pueblo y en una de las agencias encontramos un Suzuki Samurai por 30.000 pesos chilenos por 24 horas. Tratamos de conseguir un descuento a cambio de publicidad en ambos blogs, pero no conseguimos nada. Aquí los comerciantes juegan con ventaja y lo saben.

Nos montamos en nuestro Suzuki Samurai y nos vamos derechos a ver la puesta de sol desde Tahai, que dicen que es el lugar mas bello para verla.

DSC_0149

DSC_0138

DSC_0128

Mientras que el sol iba despidiéndose  de nosotros, no podíamos quitar nuestra mirada de la mágica estampa que estábamos contemplando.

Dia 3 en Rapa Nui – Dia 145 de viaje

El motivo de alquilar un coche el día antes es el que viviremos dentro de un ratito.

Son las 6:00 de la mañana y aturdidos por la mala noche que hemos pasado debido a las fuertes ráfagas de viento que no nos han permitido dormir, nos montamos en el coche y nos vamos hacia el este de la isla.

Vamos dirección Rano Raraku para poder ver la salida del sol por la espalda de los 15 Moais alineados en la costa. Nos habían dicho que era algo que debíamos hacer si o si, y la verdad que es una de las puestas de sol mas especiales que jamas hemos vivido.

DSC_0160

DSC_0162

DSC_0183

DSC_0188

DSC_0178

DSC_0196

Tras casi tres horas en Ahu Tongariki, nos vamos hacia Rano Raraku. Para acceder a este lugar también se necesita la entrada al Parque Nacional. En Rano Raraku se encuentra la mayor concentración de Moais de toda la isla.

DSC_0194

DSC_0214

DSC_0218

DSC_0224

DSC_0226

DSC_0227

DSC_0231

DSC_0243


DSC_0223

Es hogar del Moai mas grande esculpido que sobrepasa los 20 metros de alto, aunque nuenca fue erigido.

DSC_0236

También se puede visitar el cráter del volcán que es un humedal y subir a la parte mas alta para obtener una vista de 360º de la isla.

DSC_0204

De camino a Anakena, la única playa en la se permite el baño, paramos a visitar Papa Vaka, un lugar con petroglifos y Te Pito Kura, un Moai caído.

DSC_0261

DSC_0269
Dejamos el coche y recorremos un pasillo de palmeras de Tahiti traídas de importación para llegar a la playa. Es increíble, una de esas playas que solo ves en postales y nosotros estamos aquí… Arena blanca y agua cristalina, es una de las mejores playas que hemos visitado nunca. La verdad que es un lujo poder estar aquí y está casi desértica.

DSC_0279

DSC_0272

DSC_0274

Tras disfrutar de la playa nos ponemos en marcha rumbo a Puna Pau. Esta antigua cantera es de donde se extraía la piedra de color rojizo que luego tallaban para dar forma a los Pukoas, que son los sombreros que cada Moai tenia.

DSC_0283

El día a dado para mucho y toca irnos de vuelta al camping, pero no sin disfrutar del Atlántico en estado puro.

DSC_0287

DSC_0291

DSC_0311

DSC_0295

A la llegada, nos sentamos en el acantilado donde se encuentra el camping para ver el atardecer.Ambos coincidimos a la primera, es el mejor atardecer que hemos visto nunca y del que solo queríamos dejar recuerdo en nuestra memoria.

CONTINUARÁ…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge