Dunedin… nuestro primer paseo por la Isla Sur

Llegamos desde Christchurch a esta preciosa ciudad con un objetivo en mente, recoger el carnet de conducir de Estefania que la familia nos había mandado desde España a casa de una amiga.

A la llegada, Arasham ya nos estaba esperando con su marido en la estación, pero con pena no nos podía recibir en su casa. Se tenía que ir a una ciudad cercana a trabajar durante los días que teníamos planeados estar en Dunedin. Por suerte, pudimos compartir con ellos un rápido almuerzo y una pinta que nos supo a gloria y que ellos mismos nos invitaron, muchas gracias pareja!!

DSC_0020

Con el carnet en nuestras manos, el viaje comenzaba a tomar otro color. Nos fuimos al centro de la ciudad, el Octógono, y nos pusimos a patear los hostales a ver cual era más barato y tenia wifi. Al final nos decantamos por uno que se llama On Top por un precio de 27 NZD por persona y noche.

Instalados en el Hostal, nos fuimos a patear al centro de la ciudad y andamos durante un buen rato hasta que nos metimos en una calle donde vimos un edificio que nos llamó mucho la atención. EQUIPERS ponía en la fachada y salía del mismo una música a todo volumen que nos encauzó al instante. Las cruces que se hundían es sus extremos nos llamó la atención y como a Jorge le encanta todo lo que sea conciertos y música en directo, se cruzó la calle para mirar mas de cerca. Una vez en frente del edificio durante un rato, un chico simpatiquísimo nos abrió la puerta y nos invitó a entrar. Antes de aceptar la entrada, preguntamos que era y, Scott confirmó nuestra sospecha… ¡era una Iglesia moderna! Nos sentamos en las filas traseras para no llamar mucho la atención, nos dieron chocolate, había cafe gratis, un grupo de música que tocaba canciones de Rock sobre la Biblia y unos pastores de la calle. Para explicar su visión de la Biblia, hacían metáforas sobre las diferencias entre Ingleses, Australianos y Neozelandeses, el metro de Londres, Rugby o cualquier tema conocido mundialmente. Increíble, pero cierto.

IMG_2399

Al final tenemos que admitir que nos lo pasamos en grande. Fue una experiencia única y animamos a todo el mundo a visitar este lugar si alguna vez pasa por Dunedin (solo domingos noche). Seas creyente o no, se pasa un buen rato mientras gente como tú, no curas, te intenta explicar su visión de todo el tema “Iglesia y Biblia”.

La mañana siguiente salió un poco apática. No llovía a mares, pero lo justo para molestar, así que en un momento que descampo nos fuimos andando hasta Baldwin Street, que es famosa por ser la calle mas empinada del mundo. ¡Algo aprendimos ese día!, nosotros siempre pensamos que esta se encontraba en San Francisco. No es una cosa del otro mundo pero es la gracia de ver la calle y, por supuesto, subirla. ¡Es muy empinada!, jajaja

DSC_0331

De camino pasamos por la Universidad de Otago y los Jardines Botánicos. La Universidad  cuenta con unos edificios de estilo escocés preciosos, que bien merecen una visita. El jardín, no pudimos disfrutarlo tanto porque la lluvia se hizo mas fuerte.

DSC_0325

Para la ultima parte del día, dejamos uno de nuestros “ases en la manga”, El Museo de Dunedin. Cada vez que llueve intentamos aprovechar el día visitando los museos o galerías de arte gratuitas. Solo pagamos por aquellos que realmente merecen la pena, y siempre a regañadientes ya que la EDUCACION Y CULTURA DEBERIAN SER GRATIS.

Un museo totalmente gratis y con wifi ¡Doble alegría!. La parte principal del museo muestra la historia natural del país, luego la historia, las Guerras Mundiales en las que participaron y la parte final esconde una maravillosa colección de vehículos antiguos. Hay desde motos, sidecars, caravanas, coches, autobuses o camiones de reparto de leche. Un auténtico manjar para los amantes de la automoción. Para los que no, seguro que también hay algo en el museo que despierta la curiosidad en uno mismo para gastar unas horas en el.

DSC_0346

DSC_0345

Último día en esta bellísima ciudad, 28 de Abril de 2015. Hoy es un día especial para los dos. Yo (Jorge) cumplo 30 años aunque me niegue a celebrarlo hasta que sean las 09:00 de la mañana en España, que fue cuando nací… me resisto como puedo a cambiar de prefijo, pero al final la realidad me puede, jajaja.

IMG_2411

Al terminar el desayuno en el Hostal, Estefania enciende unas velas sobre dos muffins y cantamos cumpleaños feliz. En ese mismo momento, nos conectamos a internet y mi móvil comienza a echar chispas con todos los mensajes que llegaban. Abro el mismo y me doy cuenta que no son mensajes sino videos… Ahí estaba mi madre y sus amigas, mis suegros, mi cuñada, mi familia, tíos, tías, primos y etc a los que tanto quiero y, ¡cómo no!, mis amigos. El montón de amigos repartidos por el mundo. Gente desde las Islas Fiji, Chile, Colombia, Brasil y desde mi tierra Extremadura y desde la que fue mi hogar durante los últimos años Cataluña.

Pasado el momento romántico del día, #lavueltaalmundoSURF no se iba a dar sola, así que nos pusimos en marcha  para ver las ultimas cosas de la ciudad. Volvimos a la estación de tren ya que hoy el día esta soleado y se ve de una manera distinta esa majestuosidad de la arquitectura escocesa. De ahí, callejeamos buscando los grafitis que adornan mas de una decena de fachadas por la ciudad. Se llama “Street Art” y parece que la ciudad está muy metida en el papel con este tipo de arte. Para nosotros, algunos molaban mas que otros, pero los que molaban, lo hacían muchísimo… Para finalizar la estancia por Dunedin, visitamos la primera Iglesia de Otago, la   St. Paul’s Cathedral, preciosa fachada la de este edificio.

DSC_0019

DSC_0340

DSC_0012

DSC_0006

DSC_0004

DSC_0005

DSC_0002

Pues bien, la que según nosotros iba a ser una simple visita de pasada, acabó dejando su huella, y podemos recomendar ampliamente dedicarle al menos un par de días a esta bonita e interesante ciudad.

Os animamos a que nos dejes un comentario!!

2 thoughts on “Dunedin… nuestro primer paseo por la Isla Sur

    1. La verdad que nos gustó bastante aunque no teníamos muchas expectativas y nuestro objetivo era claro, conseguir el carnet de conducir, jajaja. Besos Isa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge