Diario de abordo en Nueva Zelanda – Parte 1

Comenzamos con nuestra aventura en caravana!! Nos llevó lo nuestro poder alquilarla porque no teníamos con nosotros el permiso de conducir nacional, y sólo con el internacional no nos dejaban. Bueno, algunas compañías si que te permiten, pero otras como Jucy, la que utilizamos nosotros, no. El problema es que tras informarnos bastante, la policía neozelandesa no toma en consideración el permiso de conducir internacional si no está acompañado del nacional.

Lamentablemente, el único permiso nacional de conducir que traíamos era el mío (Jorge) que estaba entre los documentos que nos robaron en Ecuador. Por suerte, el de Estefania estaba en España y rápidamente contactamos con nuestras familias para que nos lo enviasen. Tras 5 días ya disponíamos de él en casa de una amiga en Dunedin.

Ahora si!, una vez en Queenstown, nos dirigimos a la oficina de Jucy para reservar nuestra caravana y, ¡que sorpresa!… los precios habían descendido considerablemente por ser temporada baja y con lo que teníamos pensado gastar en la caravana básica, nos dimos el lujo de alquilar una de un nivel superior. Alquilamos el modelo Condor por 40 NZD/día sin seguro (aunque insisten a mas no poder para que lo contrates) y poniendo nuestra tarjeta de crédito para que la compañía pudiese congelar 3000 NZD de franquicia.

DSC_0088

Comenzamos nuestro ansiado recorrido por los pueblos cercanos a Queenstown, como Kingston y Arrowtown para mas tarde dirigirnos hacia una de las joyas de la Isla Sur… ¡Milford Sound! Toda una odisea el conducir por primera vez por la izquierda y encima con vehículo automático…  Sin duda esto prometía y mucho!!

Nuestra primera parada fue el pequeño pueblo de Arrowtown. Pasear por la calle principal, Buckingham Street, nos trasladó al Wild Wild West americano. Este singular pueblo fue un hervidero de emigrantes chinos que vinieron a mediados del siglo XIX con el fin de explotar las numerosas minas de oro que rodean este área geográfica. DSC_0029

DSC_0032

Es un pueblo muy hermoso para darse un capricho culinario o pasear por los alrededores del río y visitar los numerosos habitáculos donde vivían los emigrantes chinos.

DSC_0028

DSC_0042

DSC_0037

DSC_0034

En Kingston estuvimos unos días visitando unos amigos que hicimos durante el Camino del Inca en Perú. El pueblo no tiene nada para muchos, pero la simple tranquilidad que se respira a orillas del lago, no tiene precio. Tuvimos la oportunidad que Shane nos diera una vuelta en su bote junto a su gracioso perro Oscar.

IMG_2416

DSC_0048

DSC_0045

DSC_0047

Desde aqui pusimos rumbo hacia Milford Sound y nos alojamos en uno de los Campgrounds del DOC (Department of Conservation) desde donde el atardecer sobre el lago mereció muchísimo la pena. Pronto nos daríamos cuenta que en la isla sur del pais es todo naturaleza y paisajes que te dejan con la boca abierta.

DSC_0050

Fue nuestra primera noche en “la cantosa”, como nosotros bautizamos a la caravana, ya que sus colores no pasan desapercibidos, jejeje. Dormimos súper bien y descansamos bastante.

DSC_0066

Para visitar Mildford Sound, hicimos un crucero de una hora más o menos con Jucy, la misma compañía con la que alquilamos la caravana. De esta manera, el conductor se ahorra el 50% del pasaje, y creernos que en Nueva Zelanda todo lo mínimo que se pueda ahorrar, es mucho dinero…

DSC_0070

DSC_0080

Otro consejo, levantaos tempranos e intentad visitar esta maravilla  en la primera salida del barco, ya que según avanza la mañana, los precios van subiendo.

Durante el regreso desde Mildford Sound, paramos en varias zonas naturales para visitar otros magníficos escenarios. Cada pocos kilometros hay algo que ver o que hacer en esta isla y no puedes dejar de parar.

DSC_0124

DSC_0125

Pernoctamos de camino a Te Anau para la mañana siguiente intentar hacer parte de, probablemente, el trekking mas famoso de la isla sur, el Kepler Track. Aparentemente es un gran trekking que dura unos 3-4 días por el vasto bosque neozelandés. Nosotros decidimos no hacerlo por tanto tiempo, porque tendríamos que haber dejado a “la cantosa” sola durante este tiempo en un parking, y por lo que habíamos leído, algunas veces se producen robos en las caravanas en según que lugares muy turísticos, como era el caso de éste.

DSC_0138

DSC_0134

DSC_0132Tras esta pequeña caminata decidimos conducir durante varias horas y comenzar la famosa Southern Scenic Route. Los paisajes son fabulosos, pero mejor juzgarlos vosotros mismos, eso sí… ¡será en el próximo post!.

CONTINUARÁ…

 

2 thoughts on “Diario de abordo en Nueva Zelanda – Parte 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge