Entre montañas y arrozales en Sapa

El principal motivo para ir al noroeste del pais era visitar las impresionantes zonas montañosas donde el cultivo de arroz dibuja unas estampas muy singulares en la zona.  Queríamos saber mas de las culturas Hmong y Red Dao y poder conocer de mano de los locales su historia y costumbres.

DSC_0128

DSC_0152

Para poder hacer esto, y tras mucho buscar, contratamos un tour con  la agencia Sapa O’Chau. A menos que se alquile una moto y se visite por cuenta propia, lo cual tiene que molar muchísimo, hay que conocer el lugar a través de una agencia de turismo para sacarle el mayor partido a la zona. Cuando volvamos a Sapa lo haremos en moto…

En este sentido, pedimos máxima colaboración con los locales. Por favor, leer mucho sobre las agencias que explotan a estas minoridad étnicas porque se aprovechan de ellas por unos cuantos dolares mientras que la parte gorda del pastel se la quedan ellos.

DSC_0107

La compañía que nosotros contratamos invierte casi todo el dinero en ayudar a estas comunidades del noroeste del país. Dan trabajo a los locales como empleados de la agencia, construyen colegios, montan pequeños centros sanitarios o cafés para poder generar mas ingreso. Para corroborar todo lo que habíamos leído, una vez en Sapa, preguntamos a varias personas de estas etnias y nos confirmaron que Sapa O’Chau invierte mucho dinero y tiempo en sus comunidades.

DSC_0099

El trekking que nosotros elegimos fue el Red Dao Homestay Trek – 2 days y lo pasamos genial. A diferencia de otros trekkings en este éramos solamente 5 personas y el guía, otro punto a favor para esta empresa que no realiza trekkings masivos.

DSC_0077

DSC_0080

Tuvimos muchísima suerte con nuestra guía, aunque debemos admitir que no conocemos al resto y seguro que son iguales de buenos. Giang Thi Co se portó con nosotros súper bien y nos alucinó como quiere conocer el mundo a traves de las personas que visitan su poblado y alrededores.

DSC_0110

Durante las mas de 5 horas de caminata del primer día fue  fascinante compartir con los locales y la guía. Ellos nos enseñaban los arrozales, como siembran y cultivan el arroz, nos explicaban sobre la educación en estas zonas remotas y nos enseñaban como el arte del bordado con telar o a mano es uno de sus mayores pilares económicos, ¡ojalá que no pierdan nunca estas actividades que les definen!

DSC_0076

DSC_0108

Co (la guía) nos preguntaba cosas como… ¿de que religión sois…? ¿porque Estefania evitaba comer carne…? ¿cuanto tiempo llevábamos viajando y porque lo hacíamos?… Ella en cambio nos explicaba sobre todo lo que nos rodeaba, como vivían, sobre su vida y sus experiencias con otros turistas y como se sorprendía con cosas tan comunes para nosotros como es ver a una persona de color… ¡resultó siendo también una experiencia divertida!

DSC_0129

Pasamos la noche los 5 y nuestra guía en una casa local. Nos recibieron con los brazos súper abiertos y antes de comer nos prepararon un baño tradicional en un barril de madera con agua ardiendo y unas hierbas aromáticas que habían hervido previamente y que ellos hacían cada día. Ni ducha, ni gel ni nada, salimos de allí la mar de relajados y oliendo a las mil maravillas gracias al popurrí de plantas que nos habían metido. Que gozada.

DSC_0140

DSC_0142

Posteriormente nos organizaron una cena que ya le gustaría a los mejores restaurantes: arroz, carne, verduras, bambú, rollitos típicos vietnamitas y para rematar el señor de la casa, sin hablar ni papa de ingles, nos dio a probar vino de arroz casero que él mismo produce. Solo nosotros dos nos animamos a bebernos los 3 chupitos que por cortesía uno se debe beber cuando le invitan a una casa regentada por  Hmong. Anda que no estaba fuerte y como se subió de rápido el dichoso vinito!! jajaja. Fue una experiencia muy placentera y dormimos muy a gusto escuchando simplemente los ruidos de las diferentes especies de animales que había fuera… reconocemos que alguno que otro daba miedillo, porque no era para nada un sonido peculiar…

A la mañana siguiente fue mas de lo mismo con el desayuno. Comida por todos lados muy rica y nos despidieron con una gran sonrisa y un fuerte abrazo. Independientemente de que haya sido un tour, estaremos siempre agradecidos a esa familia por su gentil trato. Gracias también a Sapa O’Chau por esta bonita experiencia.

DSC_0145

Tocaba volver al pueblo de Sapa, que aunque es muy turístico, demasiado para nosotros, consideramos que no está mal para pasar al menos un día extra.

La misma noche que llegamos del tour sucedió algo que temíamos y que tarde o temprano, de manera inevitable por ciertos motivos, iba a ocurrir. Nuestro abuelo había fallecido. Decimos nuestro, porque así es como siempre lo hemos sentido los tres por igual.

Fue el día mas doloroso de todo este viaje. Eramos conscientes de que ya no podíamos hacer nada por recuperarlo, pero ahora la peor lucha y sentimiento de culpabilidad era el no poder estar ahí con nuestra familia. Nos teníamos a los tres, pero no era suficiente y las ganas de volver a España eran en ese momento la prioridad numero uno. Tras mirar billetes y plantearnos volver con Lorena, una extraña sensación surgió en nuestro interior, como si una voz nos dijese…”esperad, la vida debe seguir y lo único que debéis hacer ahora es disfrutar de cada día, de cada momento, como si fuese el ultimo”. Fue la decisión mas difícil de nuestra vida, pero a pesar de ello decidimos continuar con el viaje, porque el apoyo de nuestra familia siempre está presente. Muchas veces nos preguntamos: ¿hicimos lo correcto?, ¿fue una decisión egoísta?… Lo que si que tenemos claro es que el destino nos juega a veces malas pasadas, o mas bien nos expone ante situaciones a las que no estamos preparados, y ese sin duda fue un claro ejemplo. De todo esto nos quedamos con que las cosas pasan por algo y por algún motivo el destino quiso que así fuese. Hay momentos en que los caminos se separan, pero tarde o temprano se volverán a juntar…

Tras este duro paréntesis, ponemos rumbo una vez mas hasta un nuevo destino. La aventura continua, aunque ahora de una manera mas intensa y emocional… Nos vemos en la majestuosa Bahía de Halong!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge