Nuestra experiencia en Vietnam

Sensaciones:

Vietnam prometía ser un lugar donde alucinaríamos, donde la pasaríamos genial y especial, ya que lo recorrimos con la peque de Sin Un Rumbo Fijo, Lorena. No nos defraudó para nada. Al principio luchamos con el sofocante calor de Saigon, pero enseguida nos dimos por vencido y nos aliamos a él o al menos eso intentamos.

Sufrimos en nuestras carnes la indecisión de que agencia elegir porque en Vietnam hay muuuuuchas. Cientos de agencias que copian el nombre de las exitosas y “engañan” a los viajeros. Venden productos que dejan mucho que desear provocando una sensación amarga sobre el país. La solución es fácil, leer mucho y ser coherente del precio de acuerdo a los servicios contratados.

La población vietnamita, en lugares turísticos, esta muy acostumbrada al viajero y puede llegar a ser grosera en su manera de hablar, actuar y gestos, pero no lo hacen con mala intención, aunque si pueden beneficiarse del viajero… ten por seguro que lo harán. Sin duda nosotros preferimos el Vietnam rural con su agradable gente que siempre te recibe con una gran sonrisa.

¿Volveríamos?… Por supuesto que volveríamos, pero cambiaríamos la manera de recorrer el país, probablemente lo haríamos en motocicleta y sobre todo en época de mucho menos calor.

DSC_0110

Nuestras recomendaciones de lo que no hay que perderse:

– El Museo de los Vestigios de la Guerra y el centro Cope en Saigon (Ho Chi Minh City)

– El Casco Histórico de Hoi An

– Hacer trekking por los arrozales de Sapa

– Disfrutar de la maravilla de la naturaleza en Halong Bay

– Perderse por los callejones del Old Quarter en Hanoi

Comida:

Vietnam ya no es tan barato como hace unos años atrás, todavía encuentras comida barata pero no saldrás de los bocadillos, sopas de fideos o arroces fritos. Aun así, saliendo de los lugares turísticos se puede encontrar delicias por escasos Dongs (moneda vietnamita).

Cao Lau: fideos bastante gruesos mezclados con cerdo y verduras.

– Fresh Spring Rolls: los famosos rollitos de primavera pero envueltos en pasta de arroz que se sirve fresco, sin freir.

Spring Rolls: rollos de verduras o carne fritos.

Arroz o noodles fritos: mezclado con verduras, huevos y/o carne, es la alimentación básica de cualquier mochilero, jejeje.

Banh Mi o Sanwich vietnamita: deliciosos bocadillos, algunas veces con paté incluido, aunque de origen un tanto dudoso.

White Rose: flores de masa de arroz rellenas de gambas y salsa.

Pho: la sopa que no puede faltar en el desayuno vietnamita. Fideos, verduras y algo de carne en sopa.

Presupuesto:

Solo como guía, nosotros hemos gastado 1107,00 Euros en 23 días para dos personas. Logramos respetar nuestro presupuesto, pero admitimos que gastamos bastante dinero en excursiones para evitar quedarnos con el mal sabor de boca que te puede dejar contratar con agencias baratas… ya se sabe, ¡lo barato sale caro!

Nuestros post sobre Vietnam:

Bienvenidos a la capital del sur de Vietnam: Saigon

Mui Ne, primer contacto con la playa en Vietnam

Todo en uno… playa, historia y elegancia en Hoi An

Locura en estado puro en Hanoi

Entre montañas y arrozales en Sapa

Dragones en Halong Bay

Nuestros Videos:

2 thoughts on “Nuestra experiencia en Vietnam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge