¿Fiestera Vang Vieng o Rural Vang Vieng?

A las 8:00 de la mañana nos montamos en una mini furgoneta en Vientiane que nos llevaría hasta Vang Vieng. Como iba lleno, nos tocó sentarnos en los asientos del copiloto y ¡gracias que lo hicimos! Apenas había transcurrido una media hora de trayecto desde que salimos de la ciudad cuando Estefania me dice (Jorge), “mirá al conductor, no se si es así o es que se está quedando dormido”. Lo observé durante unos minutos y exacto, ¡el colega se estaba quedando dormido! Ni corto, ni perezoso le llame la atención y le obligamos a parar lo antes posible para que se tomase un café y descansara.

No sabemos si era por el café, pero desde que hicimos la parada, vagamente volvió a pestañear el hombre. Eso si, no despegamos la mirada de su cara durante las casi 6 horas que duró el trayecto, ¡que viajecito!

Una vez en Vang Vieng, buscamos alojamiento y acabamos en el Hostal Central Backpacker. Un lugar limpio, seguro, pero algo caro para nuestro bolsillo 50000 KIP por cada uno en habitación doble y con ventilador. A la mañana siguiente nos fuimos al Hostal Vang Vieng Backpackers donde pagamos 60000 KIP por una habitación los dos. Hay decenas de guest houses y suponemos que en temporada alta habrá que reservar.

La primera impresión que nos dio la ciudad fue de relax total. Paseamos bajo el sol abrumador viendo decenas de hostales, guest houses, restaurantes con un muy típico chill out de la ciudad. Unas especies de escenarios de madera a medio metro del suelo con respaldos y mesas. Cubierto de cojines y mantas los viajeros pasan las horas comiendo, tomando algo o practicando el deporte local… “ver la serie Friends”, jejeje. No sabemos porqué, pero esta serie esta en todos y cada uno de los locales de la ciudad.

IMG_2722

Como es de imaginar, nosotros practicamos mucho este deporte, jejeje… Era curioso y durante unas horas al día apetecía tumbarse a ver Friends con algo bien fresquito para combatir el calor.

Nos habían hablado bastante de la fiesta y la multitud de mochileros que esta pequeña localidad alberga, pero aún así quisimos pasar para poder juzgarlo por nosotros.

La primera noche que pasamos por Vang Vieng, pudimos comprobar por nosotros mismos que el pueblo se convierte en una fiesta total. Gente bastante bebida deambulando por la calle sin sentido, y bares que ofrecían bebidas gratis durante unas horas a la noche. No nos extrañaba para nada ya que la razón porque la que Vang Vieng atrae público es por el “Tubing”, que no es más que subirte en un flotador gigante y bajar el rio mientras que los bares te intentan pescar para que consumas en sus bares.

DSC_0338

Como os podéis imaginar, nosotros no compartimos este tipo de turismo y no fuimos participes, eso sí… otro de los días alquilamos una moto por 40000 KIP y nos fuimos hasta el Blue Lagoon.

DSC_0344

Cuando llegamos, la decepción nos invadió un poco ya que estaba abarrotado de gente, pero el concepto del lugar nos convenció y nos quedamos unas horas por allí.  Nos metimos en uno de esos cobertizos que tienen alrededor del lago y nos bañamos en la helada agua.

DSC_0350

La entrada al recinto cuesta 15000 KIP y merece la pena para darse un baño. Intentad ir siempre a primera hora para evitar a la multitud… pero eso es algo bastante complicado, jejeje

DSC_0348

Si os atreveis, os podéis subir a los arboles y saltar de unos 6 metros de altura al agua turquesa, pero tened mucho cuidado porque es muy fácil resbalarse o caer sobre alguien. Nosotros no nos atrevimos porque quedaba mucho viaje como para lastimarnos y tener que volver a España, jejeje.

Como nosotros no queríamos quedarnos con la sensación que Vang Vieng desprendía de fiesta, desenfreno y un lugar en el que casi todo se permite, nos fuimos a conocer los alrededores, la Vang Vieng rural y ¡nos encantó!

DSC_0354

Aunque la Vang Vieng rural queda eclipsada por la Vang Vieng fiestera, os recomendamos que es lo mejor que podéis hacer aquí. Alquilad una bici o una moto y recorred… gente amable, simpática, niños que son unos soles y lo mejor… pura naturaleza.

IMG_2723

Por cierto… se nos olvidaba, otra de las cosas que nos retuvo cuatro días en esta pequeña localidad fueron sus bocadillos y el maravilloso atardecer tumbados en los chill out a orillas del rio Nam Song. ¡Que ricos!, da igual el puesto o restaurante donde los probáramos, estaban riquísimos y los comíamos a todas horas con una bien fría Beer Lao…

DSC_0332

DSC_0343

Como dice el titulo de este post… ¿Fiestera Vang Vieng o Rural Vang Vieng?, para nosotros está 100% claro, nos quedamos con la hermosura de la Vang Vieng Rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CommentLuv badge